Menu

No hay duda de que Hacer el Bien aporta a nuestras vidas de muchas formas, pero tal vez te sorprenderá saber que también influye en nuestra salud. Si no estás saludable o no te sientes bien de ánimo, es difícil que puedas retribuir y Hacer el Bien. Aquí te presentamos 9 maneras en donde al mismo tiempo Haces el Bien y te sientes bien.

Haz una huerta: Lo que nosotros creamos y hacemos con nuestro entorno es lo que define nuestras vidas. Cuando invertimos tiempo Haciendo el Bien en pro de la Madre Tierra, el resultado final siempre tendrá un impacto social positivo. Pero, además, cualquier alimento que plantes por tu cuenta será más saludable que algo comprado en el supermercado. Tú puedes controlar la tierra y la manipulación de la planta. Te recomendamos empezar plantando hierbas aromáticas y así podrás darle sabor a tu comida de una forma autosostenible. También puedes decidir plantar flores de muchos colores y de esa manera alegrar el vecindario.

Actúa ya: Piensa en cuáles hierbas aromáticas consumes en mayor cantidad. Te sugerimos: menta, albahaca y lavanda. ¡En tu próxima visita al supermercado, compra alguna de esas hierbas, plántalas y comienza a tener tu propia huerta! Si necesitas más información, Ramón nos da consejos para empezar nuestra huerta en su cuenta de Instagram.

Escribe una nota de agradecimiento: La gratitud está de moda por una sencilla razón, está comprobado científicamente que, si nos sentimos agradecidos por lo que tenemos, podemos entrenar a nuestro cerebro para ser más felices, más saludables y vivir más tiempo.  Escríbele a alguna persona que ha sido incondicional contigo o entrégale una nota de agradecimiento al empleado que te preparó el café de la mañana. ¡Esas pequeñas acciones le alegrarán el día a quien las reciba, pero tú también sentirás los efectos positivos!

Actúa ya:  Piensa en algo que te haga sentir orgulloso. ¿Quién fue la persona que te ayudó a lograr ese objetivo? Piensa luego en dos maneras en las que dicha persona te ayudó y escríbelas en una nota. Puedes enviar la nota por mensaje de texto o por correo electrónico en caso de no tener una tarjeta para enviarle. ¡Enviar nuestras tarjetas virtuales también es una buena idea!

Dona ropa: Llegó la hora de limpiar tu armario ¿Te pusiste a pensar hace cuánto que no usas aquel abrigo? Esta actividad es buena para tu salud ya que te estás deshaciendo de cosas que has acumulado innecesariamente y te alienta a sentirte libre, te inspira la creatividad y, además, liberar espacios físicos te brinda libertad mentalmente.

Actúa ya: Invierte 10 minutos de tu tiempo en hacer una rápida limpieza en tu armario. Organiza tu ropa en dos pilas una de Si y otra de Tal vez. Busca lugares que estén necesitando donaciones de ropa y decídete por uno. Una vez hayas terminado la limpieza y selección, concurre al lugar elegido y entrega tu donación.

Sonríe: En este blog ya hemos publicado sobre los 7 beneficios de sonreír, por lo que no quedan dudas de que sonreír es bueno para la salud. Una investigación demostró que el simple hecho de sostener un lápiz con la boca provoca que el cerebro envíe la señal para la segregación de una pequeña dosis de la hormona oxitocina. Este pequeño movimiento facial envía las señales correctas al cerebro para mantenerte más saludable. ¡Sonreír es tan importante para la salud que incluso le agrega años a tu vida!

Actúa : Sonríe durante 17 segundos. Puedes incluso actuarlo, ya que, aunque no sea real, igual funciona. Comparte tu amor sonriéndole a las personas que te rodean, y de seguro las contagiarás a hacer lo mismo.

Recoge la basura: Proteger nuestro entorno es importante. Comprometiéndote a cuidar el medio ambiente estás ayudando a la Madre Tierra y además sirves de ejemplo para las personas que te observan realizando esos gestos de bondad. Para mantener la salud del hogar es necesario conservarlo limpio y no podemos ir dejando huellas en nuestro camino. Limpiar tu vecindario mejorará el aire, el olor y la imagen visual.

Actúa ya: Cuando te encuentres fuera de tu casa, procura recoger la basura que encuentres en tu camino. Nunca sabes a quien puedes inspirar con tu ejemplo. Lo que sí, asegúrate de usar guantes para protegerte.

Mantente en movimiento: ¡Muévete! Ejercitarse es crucial para mantenerse saludable y Hacer el Bien en pro de tu salud. Tanto si te unes a una caminata de beneficencia, organizas un flashmob o construyes una casa para personas en situación de calle, con cualquiera de estas actividades ejercitas tu cuerpo y de esa manera le estás agregando salud y vida al mismo. Hacer ejercicio con frecuencia ayuda a que te sientas saludable, libera sustancias químicas que le hacen bien a tu cerebro, mejora el sistema inmune y te permite gozar de una vida más sana.

Actúa ya: ¿Qué tipo de ejercicio te gusta hacer? ¿Prefieres correr, bailar o caminar? Comprométete a realizar un acto de bondad a la semana e invita a tus amigos a que se unan. Si quieres inspirarte con modos de incluir el voluntariado en el deporte, lee nuestro artículo al respecto.

Respira profundo: En un mundo que abruma nuestros sentidos, es crucial tomar un instante y respirar profundamente para volver a la realidad. Cuando estamos en el trajín diario muchas veces suspiramos, y eso nos da la pauta de que debemos respirar pausadamente con más frecuencia. Al contar las respiraciones puedes meditar o simplemente puedes relajarte tomándote un tiempo para mirar a través de la ventana y apreciar el paisaje que te rodea. Respirar y traer la calma contagiará a quienes te rodean a hacer lo mismo, generando un ambiente más amable y paciente.

Actúa ya: Haz una pausa e inhala profundamente. Luego exhala suavemente y presta atención al movimiento y al flujo de tu respiración.

¡Alégrale el día a alguien!: No te toma mucho tiempo hacer sentir bien a alguien. Agradécele a una persona por su trabajo, dale un detalle o simplemente sonríele, esto puede cambiarle su día.

Actúa ya: Observa a tu alrededor, ponle atención al verdulero, al policía, al conductor del bus o a la persona que está limpiando. Sonríeles, agradéceles, deséales un buen día o incluso regálales un chocolate. Todas las buenas acciones que realices marcarán la diferencia.

¡Y te dejamos una idea extra para cuando se termine la pandemia!

Abraza a alguien: Está científicamente comprobado que los abrazos te hacen sentir más feliz y saludable. A través del contacto físico y afectivo, los abrazos transmiten buenas vibras que van directamente al cerebro y proveen una sensación completa de conexión, que es el sentimiento base de una persona feliz. El número ideal de abrazos que debes recibir por día es ocho, por lo tanto, ¡no escatimes en abrazos y déjate abrazar!

Actúa ya: A la próxima persona que veas (y que quieras) dale un abrazo fuerte y grande con el simple objetivo de mejorar su salud y la tuya. Claro está, debes tener su consentimiento previamente.

PARTICIPA EN EL DÍA DE LAS BUENAS ACCIONES