Menu

Ya todos sabemos de la importancia de realizar deportes para mantenernos saludables. Sin embargo, muchas personas se han sorprendido al percatarse de las diferentes formas en las cuales podemos involucrar a los deportes para hacer buenas acciones y beneficiar a otros. ¡En este artículo compartimos varias ideas que te permitirán mantenerte activo y Hacer el Bien al mismo tiempo!

Carrera con fines benéficos

Correr es muy bueno. Si corres regularmente, te sentirás más feliz y saludable. ¿Pensaste alguna vez en la posibilidad de usar este deporte para promover alguna causa con la cual te sientas identificado? Chequea las diferentes opciones de maratón y verás que puedes unirte a alguna y hacer lo que te apasiona mientras juntas fondos y concientizas sobre una causa que quieras apoyar y con la cual deseas colaborar.

Un buen ejemplo de esta opción es la Running in Color run for PTSD en Israel que se lleva a cabo en noviembre. ¡Es una forma maravillosa de correr, hacer voluntariado y visitar Israel!

Organiza un grupo para caminar

Es muy sencillo encontrar razones para no entrenar. Si te cuesta ejercitarte, unirte a un grupo de caminantes puede ayudarte a encontrar la motivación y perseverancia para hacerlo de modo frecuente. ¡Si no encuentras un grupo en tu localidad, puedes organizar uno! Puedes preguntarles a tus conocidos y así encontrarás personas que estén interesadas. ¡Ya verás lo divertido y ameno que es!

Imparte clases deportivas

¡Si te gusta trabajar con niños, puedes usar tus habilidades deportivas y hacer voluntariado! Hay muchas organizaciones e instituciones que trabajan con niños y jóvenes vulnerables o con necesidades especiales que estarán encantados de contar con una actividad divertida y diferente. Tanto si quieres dar clases de baile, ser entrenador de fútbol o asistente en un equipo de básquet, es fácil encontrar un lugar y marcar la diferencia.

Camina o monta tu bicicleta para ir al trabajo

Deja tu carro en casa y diles adiós a los buses repletos de pasajeros. Si caminas o vas en bicicleta a tu trabajo colaboras con tu entorno y el medio ambiente.  ¡Comienza y termina tu día laboral haciendo ejercicio y a la vez haz tu buena acción en pro del medio ambiente! Ya verás como tus piernas te lo agradecerán luego de estar sentado trabajando por varias horas. En nuestra página de ideas puedes encontrar una descripción paso a paso de cómo implementar esta idea por primera vez en el Día de las Buenas Acciones.

Dona los implementos deportivos que ya no usas

¡Lo que uno ya no usa le puede servir a otro! Haz limpieza de tu closet y dona los implementos deportivos que ya no usas al centro comunitario de tu barrio o a familias que conozcas y sepas que lo necesitan. De esta manera permitirás que niños y jóvenes puedan ejercitarse y hacer deporte.  Tendrás tu closet ordenado y limpio a la vez que proveerás de implementos y ropa deportiva a personas que los necesitan- esto es una situación ganar-ganar.

Organiza una carrera para recolectar fondos para una causa específica

Únete con un grupo de amigos y organiza una carrera corta de hasta 5 km en un residencial cerrado de tu ciudad. Conforma comités que se encarguen de las diferentes tareas:  conseguir premios para los ganadores y para realizar rifas, vender las inscripciones, demarcar el camino y organizar los puestos de asistencias para los corredores, comité encargado de la seguridad de la carrera, etc. Corre la voz del evento y del destino de los fondos recaudados en las redes sociales. Una vez realizada la carrera y la donación a la causa elegida, publica fotos tanto del evento como de la entrega de los fondos.

Desarrolla un proyecto social con tu grupo de entrenamiento

Tanto si corres en grupo, tienes un equipo de futbol o nadas con un club específico, el Día de las Buenas Acciones es una excelente oportunidad para organizar y desarrollar un proyecto social. Puedes organizar una actividad donde un grupo de personas de bajos recursos se vea beneficiado tanto con la enseñanza de un deporte como con la recepción de donaciones.

Planea un programa con conciencia social con un grupo que tu elijas, puede ser de una escuela, un centro para adultos mayores o personas con capacidades especiales, entre otros. Lo ideal sería que reciban semanalmente una o dos clases del deporte elegido. Además, debes de estar atento a su realidad y a los eventos en el año para organizar junto con tu grupo de entrenamiento colectas para llevarles implementos del deporte que practican, regalos o algún artículo de primera necesidad que les esté faltando.

Como puedes ver, combinar el deporte que practicas con voluntariado no sólo es posible, sino que es una excelente idea en donde activas tu creatividad, compartes con tus amigos e impactas positivamente a la población específica que elijas o apoyas una causa que te sensibiliza.  ¡Únete con tus compañeros de ejercicios y marca la diferencia! Se parte del Día de las Buenas Acciones y de la comunidad global de Hacer el Bien.

PARTICIPA EN EL DÍA DE LAS BUENAS ACCIONES