Menu

“Hacer el Bien nos Hace Bien” es una premisa del Día de las Buenas Acciones, pero en épocas de encierro y crisis nos puede costar ingeniárnosla para seguir haciendo buenas acciones y ser buenas personas desde nuestro hogar.

Hace un tiempo compartimos en nuestro blog un artículo titulado 9 Buenas Acciones Que Puedes Hacer Desde Tu Casa. En ese momento, no nos imaginábamos que el encierro y las restricciones durarían tantos meses, pero, en vista de la realidad, decidimos traer una nueva edición de buenas acciones que pueden realizar desde sus casas, en su mayoría, o saliendo y contemplando las indicaciones sanitarias del Ministerio de Salud de sus países.

 

1) DISCULPARSE POR ALGO MALO QUE HAYAMOS HECHO EN EL PASADO

Esta es una buena manera de ayudar a alguien y ayudarnos a nosotros mismos. Todos cargamos con disculpas no aceptadas, heridas no sanadas, situaciones que se salieron de control y que nunca logramos rectificar del todo. Llamar a alguien con quien hace tiempo discutimos o nos distanciamos, o perdonar a una persona por un error del pasado nos permite cerrar ciclos y recuperar tiempo perdido con una persona que en algún momento de nuestras vidas fue especial.

2) ESCRIBIR UNA CARTA A UN SER QUERIDO

Nunca está de más recordarles a nuestros seres queridos que son justamente eso: queridos por nosotros. Una carta o nota pequeña (no es necesario que sea una larga misiva) donde les expliquemos nuestros sentimientos con sinceridad y de una forma sencilla tiene la capacidad de transformar y mejorar una relación. Normalmente les escribimos cartas a nuestras parejas, pero ¿le has escrito cartas a sus padres, hermanos y amigos cercanos?

3) REGALAR O DONAR COSAS QUE NO NECESITEMOS

Esta buena acción tiene doble propósito: ordenar y liberar espacio en casa, y suplir una necesidad y/o alegrar el día a un semejante. Desde ropa que sabemos que no volveremos a usar, hasta un electrodoméstico que puede llevar desconectado más de un año, las cosas que acumulamos llegan a pesar de maneras impensables. Al regalar lo que no necesitamos, seremos mejores personas al andar más livianos y despreocupados por la vida, a la vez que ayudando a quien lo necesita.

4) APOYAR EL SUEÑO DE ALGUIEN

Todos sabemos y hemos experimentado en carne propia que cumplir nuestros sueños nunca es sencillo. Solemos toparnos con muchos obstáculos antes de alcanzar la meta. Una palabra de aliento o una muestra de apoyo puede ser todo lo que necesitamos para no darnos por vencidos. Apoyar un emprendimiento local (por todos los motivos mencionados aquí), ir al teatro a ver una obra de un artista nacional o difundir el trabajo de otra persona puede marcar la diferencia entre abandonar ese sueño o continuar luchando por cumplirlo.

5) ENVÍAR FLORES DE MANERA ANÓNIMA

El objetivo de esta buena acción es alegrarle el día con un gesto bonito a alguien que esté atravesando un momento difícil.  No hace falta que sean flores compradas, puedes recoger de la calle o de tu jardín. También puedes optar por regalar vida con una linda planta. Cualquier gesto similar hará la diferencia. Para una persona que está atravesando un mal momento, recibir una caricia en el corazón seguro le sacará una sonrisa y le traerá esperanza.

6) AYUDAR A QUIEN LO NECESITE

Ayudar a alguien que lo necesite no implica necesariamente una buena acción complicada o grande, a veces algo tan simple como ofrecer un oído y un rato de compañía le significa mucho a alguien. Ofrecer el tiempo y atención a un ser querido o a un adulto mayor que se encuentra solo, incluso siendo tiempo que dediques por teléfono, es una manera de ser buena persona y le puede marcar la diferencia al otro.

 

7) LLAMAR A ALGUIEN A QUIEN EXTRAÑAMOS

Siempre oímos como consejo que debemos llamar a nuestras madres o abuelos, y en esta época de aislamiento, es el momento ideal para hacerlo. Sin embargo, también puedes ampliar ese círculo y llamar a un amigo de la infancia o a esa persona que siempre decimos que nos tenemos que juntar, pero no lo hacemos.

buenas personas

8) REGALAR COMIDA A ALGUIEN QUE LO NECESITE

Tal vez no puedas cambiar por completo la situación de una persona necesitada, pero un desayuno caliente, un almuerzo o una cena abundante, seguro le quitará el hambre y también le levantará el ánimo. Incluso puede que esta buena acción inspire a otras personas de tu comunidad y entre todos eventualmente ayuden a la persona a encontrar la solución a sus problemas.

 

9) DONAR TIEMPO O DINERO A ALGUNA ORGANIZACIÓN

No es necesario que sea mucho dinero. Tampoco necesitas suscribirse a un sistema de donación mensual. Simplemente ayudar a alguna ONG que pueda transformar la vida de muchas personas o que al menos estén comprometidos con una causa con la que te sientas identificado. Además del apoyo monetario, el poder donar de tiempo muchas veces aporta más que la donación de dinero. En esta época de aislamiento, es posible donar tiempo y hacer aportes desde nuestras casas, ya sea ayudando con las redes sociales de la organización, capacitando vía zoom a los voluntarios o haciendo llamadas telefónicas que sean necesarias para el funcionamiento de la ONG.

10. DONAR SANGRE

Esta acción es mucho más importante de lo que creemos. Hay personas que dependen de donadores para poder recuperarse. Actualmente los bancos de sangre están teniendo todas las precauciones de limpieza y distanciamiento, y acatan todas las indicaciones del Ministerio de Salud local, por lo que, ¡no tenemos excusa! Chequea tu agenda y coordina ir a donar sangre y así hacer una gran buena acción. También puedes inscribirte a un programa de donación de médula ósea y entrar en la lista de espera. Si un día te llaman para que lo hagas, puedes estar seguro de que estarás salvando al menos una vida.

Algunas ideas son más fáciles que otras, pero sin duda todas pueden generar un cambio en nosotros mismos y en las personas receptoras de las buenas acciones. Siempre que sientas que las cosas que haces no son suficientes, recuerda que las posibilidades de generar un impacto positivo en el mundo son infinitas.

El confinamiento y distanciamiento son solo excusas, hoy más que nunca, querer es poder y aún con todas las restricciones impuestas a causa de la crisis sanitaria mundial, podemos seguir haciendo buenas acciones y marcando la diferencia. Siempre podemos ser buenas personas.

PARTICIPA EN EL DÍA DE LAS BUENAS ACCIONES