Menu

Mi nombre es Romeo Carvajal. Llevo en el mundo de la publicidad y el marketing 22 años. Mi pasión por las marcas me hizo dedicarme por completo a actividades relacionadas con productos o servicios. Soy un apasionado de lo que hago, y me tomo muy a pecho las palabras que comparan el éxito y la pasión. Hoy en día trabajo en el área de Marketing en la Universidad de las Fuerzas Armadas ESPE. Además, tengo el honor de ser el Director de Marketing y Comunicación de Scouts Ecuador y de haber fundado mi empresa “Marketing Digital Coaching”, que ya tiene sus primeros resultados y nuevos proyectos.

Mi historia de voluntariado tiene características espirituales y personales. Varios años atrás me surgió la necesidad de ayudar a los demás, pero no encontraba el espacio ni la oportunidad para concretar la idea, no hallaba el sitio donde desarrollar un voluntariado que me hiciera sentirme realizado como ser humano. Sin embargo, hace 4 años tuve la oportunidad de conocer a un Scout que visitó la Universidad y a quien me delegaron para que atendiera. En una primera instancia no lo recibí adecuadamente, pero lo cierto es que esa decisión cambió mi vida.

Mis primeros pasos en el voluntariado fueron en Scouts del Ecuador. Como todo inicio, lo hice desde abajo. Una de las cosas que analicé en ese entonces fue si yo era útil para el movimiento y si me sentía bien en el escultismo, pero de a poco me fui involucrando en el movimiento mediante capacitaciones, reuniones de trabajo, designaciones y elecciones. Un día, en la ciudad de Cuenca en un foro donde intervine, al salir de la reunión se me acercó una persona que no conocía y me preguntó si quería trabajar directamente con la Asociación de Scouts del Ecuador como Director de Marketing. Para mí fue un momento de mucha alegría, ya que recibir una invitación del presidente de la Asociación de Scouts del Ecuador no es algo que sucede todos los días.

Siempre que tengo la oportunidad de hablar sobre voluntariado digo que es una oportunidad de devolver algo al mundo por lo que he recibido de él. Muchas veces me he sentido realizado con mi vida y ese es el momento de ayudar a los demás, y sobre todo de incentivar a otros a tomar una ruta para hacer el bien. Desde que tomé esta decisión mi vida tomó un sentido diferente, ya no era hora de satisfacer mis necesidades personales sino de ayudar a las personas. La conciencia que uno toma de las cosas es diferente, ya no se transita por la vida, sino que se es actor de cambio. Entregar algo a quién lo necesita es una de las cosas que mayor satisfacción me da, sin duda alguna es algo mágico que te hace seguir involucrándote y entregar mucho más.

El aporte que hago a la comunidad que considero más importante de todos es la realización de campañas sociales. Para esto, busco siempre que mi equipo se apasione en pensar que el plan que diseñemos sirva para que las personas se convenzan de que es la hora de la acción y del cambio. Una de estas oportunidades de servicio llegó a mi gracias a un correo electrónico que informaba de la iniciativa de hacer buenas acciones. Confieso que, en un primer momento, no me motivé, pero luego varios días de pensarlo charlé con el Director Ejecutivo de Scouts Ecuador sobre lo que él pensaba del proyecto y decidimos que debemos participar por las muchas similitudes con nuestros principios y valores. Desde ese instante creí necesario dedicar todo el esfuerzo necesario para lograr el objetivo de aportar al Día de las Buenas Acciones. Con este objetivo recorrí el país difundiendo la iniciativa de Hacer el Bien, no sólo con la palabra sino realizando actividades con la gente y con los miembros del movimiento Scout.

Nuestra primera iniciativa se realizó con el aporte de 10000 beneficiarios y dirigentes que conforma la Asociación de Scouts del Ecuador. Como era de esperar, el apoyo fue mayoritario y creamos toda una imagen y una campaña conjunta con el Día de las Buenas Acciones. Realizamos varios retos y acciones en favor de los demás y del planeta, y en el año 2019 decidimos motivar y premiar las mejores iniciativas mediante el BAS AWARDS. El evento se realizó en la ciudad de Guayaquil, Ecuador y contó con la presencia de nuestra apreciada Sara Gateño, coordinadora del Día de las Buenas Acciones en Latinoamérica, quien nos ha apoyado desde el inicio.

Actualmente, tengo la responsabilidad de coordinar las actividades Día de las Buenas Acciones en Ecuador, la cual la llevo con el mayor compromiso porque la inacción nos hará perder la oportunidad de intentar cambiar al mundo. En estos tiempos donde la apatía y las acciones de los seres humanos han dejado de ser parte sustancial del bien colectivo, quiero estar a la altura y finalizar este año con los objetivos cumplidos.

Finalmente deseo compartirles que las Buenas Acciones no son una alternativa más de trabajo voluntario, son una invitación a convertirnos en actores del cambio de la sociedad, en procura de aportar a la construcción de un mundo mejor para las actuales y próximas generaciones.

El movimiento del DBA te necesita, ¡únete a nosotros para cambiar el mundo!  Haciendo click aquí podrán conocer mejor nuestras campañas  https://www.scoutsecuador.org/site/buenas-acciones-siempre

PARTICIPA EN EL DÍA DE LAS BUENAS ACCIONES