Menu

A mis amigos del Día de las Buenas Acciones del Mundo entero, desde Viña del Mar, Chile.

Mi nombre es César Antonio Álvarez, tengo 30 años, me considero una persona con mucho sentido y responsabilidad social y lo transmito en mi entorno cercano como en diversos espacios de la sociedad. Soy Trabajador Social de profesión, Diplomado en Desarrollo Sostenible y Participación Ciudadana, Certificación Internacional como Coach Neuro Ontológico y me dedico a mejorar la calidad de vida de las personas de manera individual o colectiva en organizaciones de diversos sectores.

Mi camino en el voluntariado nace en mi infancia, me inspiraron mi padre Bernardino y mi madre Luisa. Desde pequeño mi madre me fomentó el deseo de ser un aporte en las personas, ayudarlas y tener compasión por las injusticias del sistema. Cuando crecí, luego de una larga búsqueda vocacional, me decidí por algo que siempre había estado en mí pero que no lograba reconocer: la vocación de servicio y amor hacia los demás. Por esto decidí estudiar Trabajo Social y profesionalizarme y entregar lo mejor de mí en Fundación Hogar de Cristo, una de las organizaciones más grande en Chile que se vincula con diferentes problemáticas sociales. Ahí me desenvolví como jefe de rutas para personas en situación de calle, como monitor social de acompañamiento psicosocial y como coordinador de voluntariado y redes. Fueron 7 años de trabajo intenso los cuales no pasaron en vano y se ve reflejado en las distintas organizaciones de las cuales hoy soy parte.

En febrero del año 2016, hace cuatro años, mi madre falleció repentinamente dejando un vacío enorme y desafiándome a seguir su legado: el voluntariado. Esa es la inspiración diaria que le da sentido y trascendencia a mi vida.

Hoy puedo decir que mi vida tiene sentido y propósito, ya que puedo generar impacto positivo en distintos sectores. Trabajo en mi empresa de asesorías empresarial “Resiliencia Asesorías”, donde con un gran equipo de profesionales me vínculo con muchas empresas y organizaciones para darles soportes en diferentes áreas. Mi acción voluntaria la realizo en la “Organización Democrática Mundial” ODM, como director de la región de Valparaíso y fuertemente desde el año 2017 en el directorio de “Valparaíso Voluntario”, una red de organizaciones de la sociedad civil que trabajan con una diversidad de problemáticas sociales y que mediante la acción de voluntarios y voluntarias busca posicionar su acción como base para el cambio y transformación de la sociedad. Para ello canalizamos la motivación, interés y espíritu solidario de las personas, promovemos la reflexión en torno al rol y valor de la acción voluntaria y entregamos las directrices u orientaciones básicas para su ejercicio, considerando que las problemáticas sociales son responsabilidad de todos y todas.

Nuestro foco en la red de voluntarios es la Agenda 2030 de la ONU, la participación ciudadana y el desarrollo sostenible. Soñamos con una sociedad que sea consciente de que la diversidad de problemáticas sociales que la afectan es una responsabilidad compartida y que la acción voluntaria, ya sea individual o colectiva, es un camino que nos permitirá transformarlas. En los últimos tres años, la red ha facilitado espacios para proyectos de fortalecimiento de la sociedad civil organizada, realización de escuelas de formación ciudadana centradas en los ODS, realización de Ferias abiertas, catastro nacional del voluntario, encuentros regionales, nacionales e internacionales con diversos sectores.

En el año 2019 participamos como red Valparaíso Voluntario en la 3era Conferencia Regional para América Latina del Día de las Buenas Acciones en Lima, Perú.  La invitación fue canalizada por la Red de Voluntarios de Chile, gracias a este vínculo pudimos participar y declarar: “¡¡Como no vincularnos, si la cantidad de buenas acciones en Latinoamérica a través del movimiento del DBA es muy inspirador!!”

Para nuestra primera actividad del Día de las Buenas Acciones quisimos enfocar nuestros esfuerzos en una convocatoria de participación ciudadana la cual nos invite a ser conscientes de la importancia de los océanos. Para eso, nos vinculamos con una de las organizaciones de Valparaíso Voluntario, Fundación Cidemar, la cual se dedica a la conservación y cuidado de ambientes acuáticos, y decidimos que el día de las Buenas Acciones en la Red de Voluntarios sea una Jornada Educativa de Limpieza de Playas, promoviendo el ODS 14: “Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible”.  La jornada se llevará a cabo el viernes 20 de marzo de 2020. Esperamos de corazón que sea la primera de muchas actividades que se vendrán durante este y los próximos años.

PARTICIPA EN EL DÍA DE LAS BUENAS ACCIONES